Economía circular: ¡lo tenemos claro!

Producir, consumir, tirar: eso se acabó. Aquí le mostramos cómo hacer que sus productos estén en línea con el princípio de la economia circular con los bioplásticos y reciclados de FKuR.

Estrategias sostenibles para la economía circular

La economía circular se considera una solución al problema mundial de los residuos, frena el consumo de recursos y reduce los gases de efecto invernadero que dañan el clima. Pero, ¿qué es exactamente la economía circular y cómo puede tener éxito?

El principio de la economía circular es sencillo:

Todos los productos, piezas y materiales deben utilizarse durante el mayor tiempo posible y de forma óptima. Al reparar, renovar y reutilizar los productos, se puede prolongar su vida útil y evitar los residuos. Si la reutilización ya no es posible, los productos se descomponen de nuevo en sus materiales originales y se reciclan. Así, la economía circular puede ayudar a conservar los recursos naturales, minimizar el impacto medioambiental y crear una economía competitiva e innovadora.

Nuestra conclusión: el consumo y la producción deben alejarse de la idea de uso único; la economía lineal está demostrando ser una vía de sentido único. La economía circular es, por tanto, un paso importante para afrontar los retos globales de nuestro tiempo.

Reutilizar, reciclar, cerrar el círculo. Nuestra contribución a la economía circular

Para nosotros, lo tenemos claro desde hace tiempo: la naturaleza debe ser el modelo para todos nosotros. Porque todo lo que produce se necesita, se utiliza y se recicla. No hay desperdicio, sólo recursos valiosos. Si el ciclo de vida de los productos de plástico se inspira en el ciclo cerrado de la naturaleza, lo conservamos de forma sostenible. Además, obtenemos materiales valiosos de los residuos. Para cerrar este círculo, es esencial que los plásticos se produzcan a partir de recursos renovables.

Tras su uso, los plásticos deben eliminarse adecuadamente y volver al ciclo de las materias primas a través del reciclaje. Porque los plásticos se han convertido en una parte integral de nuestras vidas. Los plásticos están en nuestra ropa y cosméticos, en los utensilios de uso diario, en los objetos cotidianos y en los vehículos. Se han convertido en un material estándar en medicina y para el envasado. Y aunque tienen muchos usos y se utilizan a diario, el plástico no goza de buena reputación. Se fabrica a partir de materias primas fósiles finitas y se tira como envase después de un solo uso.

Los bioplásticos como parte de la economía circular: cómo protegemos los recursos

Por ello, en FKuR desarrollamos plásticos innovadores. Nuestros bioplásticos conservan los recursos fósiles finitos y pueden así reducir la contaminación ambiental. Junto con nuestros clientes, estamos trabajando para que los productos de plástico sean aptos para el reciclaje mecánico u orgánico.

Nuestros bioplásticos ya son utilizados por muchos clientes en las industrias de envases, menaje, utensilios de escritura, muebles, juguetes y bienes de consumo, así como en aplicaciones en los sectores de la agricultura y la jardinería. La transformación se realiza, por ejemplo, mediante moldeo por inyección, extrusión, termoformado y soplado. Más agradable aún que recordar los productos de éxito es para nosotros la perspectiva de las ideas para nuevos productos y proyectos que aún no se han desarrollado. ¿Quiere usted también aportar su granito de arena a la economía circular? Le mostraremos cómo puede aplicar los principios de una economía circular sostenible a través de materias primas renovables y plásticos reciclados en sus productos.

Obtenga más información sobre economía circular, bioplásticos, reciclabilidad y diseño de productos sostenibles aquí.

Su navegador está desactualizado. Para una mejor experiencia le recomendamos encarecidamente que utilice Chrome, Firefox o Safari.