Cordones de plantacion de Bioplastico

Los cordones fabricados con bioplásticos son una alternativa ecológica a los plásticos fósiles en la horticultura y la agricultura

¿Preguntas?

Estamos aquí para ayudar.

Sales Team

+49 2154 9251-0

Especialmente en la agricultura, se utilizan muchos millones de toneladas de productos de plástico cada año. Además de las láminas de acolchado y agrícolas, así como las láminas de fondo y las láminas estirables, también se incluyen las redes y los cordeles. Estos cordones ayudan al crecimiento de las plantas en la fruticultura, la viticultura o la horticultura y sirven de ayuda para sujetar o trepar. Sin embargo, tras su uso, suelen permanecer en el medio ambiente. Incluso si se recogieran, esto supondría un enorme gasto de tiempo y dinero para el agricultor.

La alternativa: plásticos biodegradables y compostables en la agricultura

El objetivo de FKuR es, en primer lugar, evitar los residuos en la agricultura. Para todos los productos que pueden permanecer en la naturaleza, los bioplásticos biodegradables y compostables certificados ofrecen una alternativa ecológica a los plásticos fósiles.

Los hilos de Bio-Flex® se caracterizan por su alta resistencia

El potencial de los hilos fabricados con Bio-Flex® es alto. Son suaves, flexibles, fáciles de manejar y tienen una gran resistencia a la rotura. A diferencia de los cordeles fósiles, los fabricados con Bio-Flex® son totalmente compostables y pueden permanecer en el campo. Otra ventaja con respecto al cordel de PP convencional es que, si está hecho de Bio-Flex®, no hay que separar laboriosamente los tutores insertados de las partes de la planta. Se biodegradan completamente a CO2, agua y biomasa y no dejan residuos tóxicos ni microplásticos. Gracias a su biodegradabilidad o compostabilidad certificada, Bio-Flex® ofrece una vía alternativa para los residuos.

Hilo flexible y resistente a la humedad fabricado con plásticos compostables.

Los cordeles de atado fabricados con Bio-Flex® son robustos pero flexibles y resistentes a la humedad, lo que reduce el riesgo de rotura del cordel. Esto lo hace ideal para cultivar tomates, pepinos, berenjenas o pimientos, por ejemplo.

Más ejemplos de productos