El termoconformado, también conocido como conformado al vacío o embutición, es un proceso altamente económico para fabricar productos un millon de veces, incluyendo la producción de bandejas, envases tipo blister y tapas de vasos. En todos los casos, primero se calienta una película o lámina de plástico plana y luego se presuriza o se aplica al vacío a los contornos de una herramienta. Se crean las piezas moldeadas tridimensionales, principalmente para el sector del embalaje, pero también para las industrias de juguetes, bienes de consumo y automoción, así como muchos otros sectores.

En principio, todos los termoplásticos son adecuados para termoconformado, por lo que hay un material adecuado disponible para cada aplicación - desde plásticos commodities hasta plásticos de alto rendimiento. FKuR satisface la demanda por calidades biobasadas con los compuestos Bio-Flex® a base de PLA, o un PET parcialmente biobasado y un HDPE biobasado.