La impresión 3D es un proceso de moldeo aditivo que permite que los componentes sean producidos sin moldes. Una tecnología común en la industria del plástico es la impresión utilizando materiales fundidos. Los componentes están formados por filamentos fundidos en una extrusora y la masa fundida es depositada con control por computadora. En la primera capa se van aplicando capas adicionales en los siguientes ciclos de impresión, que se conectan firmemente entre sí. La pieza tridimensional va aumentando así paso a paso hasta que se completa. En comparación con el moldeo por inyección, así es posible realizar formas complejas y muescas de manera fácil; pero la impresión 3D consume mucho más tiempo y, por lo tanto en general sólo es más económica para la producción de prototipos o series pequeñas desde el tamaño de un lote.

La gama de filamentos biobasados para impresión 3D de FKuR incluye compuestos Bio-Flex® a base de PLA y grados biodegradables Fibrolon® 3D que combinan alta estabilidad dimensional y flexibilidad con excelentes propiedades de flujo, permitiendo la producción de componentes sin distorsión con una mínima contracción.