Extrusión de moldeo por soplado

En el moldeo por soplado de cuerpos huecos, como botellas, bidones o recipientes de forma irregular, el material termoplástico se funde primero en una extrusora. Luego, la masa fundida es transportada hacia abajo a través de una cabeza giratoria, pasa a través de una tobera anular y, por lo tanto, se forma un tubo. En el segundo paso, el molde de soplado de dos partes se cierra alrededor de este tubo, creando la típica costura de compresión en la parte inferior. Un mandril entra en la parte superior del tubo y aplica aire comprimido, de modo que la preforma se extende hasta alcanzar las paredes de la herramienta. Al mismo tiempo, se forma la región del cuello del cuerpo hueco. La pieza se puede quitar tan pronto que haya alcanzado una resistencia suficiente.

Su navegador está desactualizado. Para una mejor experiencia le recomendamos encarecidamente que utilice Chrome, Firefox o Safari.